Tiene futuro (tenemos futuro)

Hace siete años el mundo de la discapacidad entró en mi casa para quedarse de por vida. Lo hizo casi sin querer, como ese amigo al que tu corazón de buen samaritano le abre las puertas del hogar por un sólo día y que, sin embargo, acaba plantando todas sus maletas en el cuarto de invitados convirtiéndolo en la república independiente de su casa.

Leire llegó a nuestras vidas sin esperarla. Mejor dicho, sin esperarla tal  y como es: una preciosa niña con Síndrome de Down. Fue una sorpresa mayúscula que ha acabado revolucionando las vidas de su hermano, de su madre y de su padre. Una revolución que convierte el día a día en una aventura permanente en la que ella casi siempre es la protagonista, desempeñando un papel estelar merecedor del más preciado Oscar.

Recuerdo como hace 30 años me impactó sobremanera ver recluidos en un colegio, y en una misma aula, a niños y niñas con Síndrome de Down;  cómo hace 12 años, tres jóvenes Down me sorprendían al contarme ante las cámaras de la televisión en la que trabajaba su experiencia laboral… Estas imágenes, que tenía olvidadas en mi cabeza, despertaron de golpe hace 7 años cuando la doctora que atendió el parto de Leire nos dijo que nuestra hija tenía Síndrome de Down. Tras el susto inicial, al momento siguiente nos propusimos no mirar atrás y pensar que el futuro podía ser tan maravilloso como lo habíamos soñado. Este es el objetivo que nos marcamos y por el que luchamos de lunes a domingo.

Afortunadamente, mucho han cambiado las cosas en los últimos años para las personas con Síndrome de Down. Han pasado de estar escondidas en casa a disfrutar de la calle, de sus amigos. Han pasado de estar recluidas en centros especiales a estudiar con niños y niñas sin discapacidad. Han pasado de no hacer nada a tener un trabajo, demostrando de lo que son capaces.

Este cambio en el guión que la sociedad ha asignado a personas como Leire es lo que nos impulsa a ser felices. Como dice el psicólogo Gonzalo Berzosa, hasta ahora las personas con Síndrome Down sólo tenían pasado y presente; sin embargo ahora también tienen futuro.

Leire puede dar fe de ello. Ella es cariño, vitalidad, tesón, afecto y superación. Leire es un “déjame a mí sola” que no nos deja de sorprender día a día. Ella tiene futuro; nosotros también.

Anuncios

5 Respuestas a “Tiene futuro (tenemos futuro)

  1. Hermoso!! comparto tu historia con Aprendizaje Infantil – Historias que Inspiran – en el facebook. Un abrazo! y te felicito por tu maravillosa nena. http://www.facebook.com/aprendizajeinfantil

  2. precioso lo que has escrito! Un post muy bonito!

  3. EN VERDAD ESTOS CHICOS Y CHICAS SON UN AMOR YO TENGA UN JOVEN D 20 AÑOS Y CADA DIA ME SORPREND ESTA TAN LLENO D AMOR Y TAN SORPRENDENTES FELICIDADES A TODAS LAS MAMAS Q HAN SIDO BENDECIDAS POR ESTOS ANGELES CAIDOS DEL CIELO AMENLOS NO SE AREPENTIRAN BAY

  4. Me gusta leer lo que se comparte de niños con síndrome de Down, soy maestra en una escuela especial

  5. Pilar Caamaño

    Gracias x compartir. Enhorabuena a Leire x su familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s